Tras ser víctima del acoso y la agresión física y verbal de dos agentes vestidos de civil, la opositora, acompañada de la Dama de Blanco Sayli Navarro, llamó a la policía y denunció el hecho.

Rosa María Payá fue acosada por agentes de la Seguridad del Estado a la salida de misa en una iglesia de La Habana, denunció el domingo la joven disidente.

La opositora, que iba acompañada de la Dama de Blanco Sayli Navarro, explicó a Martí Noticias que dos personas, a todas luces agentes vestidos de civil, las seguían de cerca, y una de ellas comenzó a tomarles fotografías.

Cuando Payá decidió responder de la misma manera y tomar una foto de sus perseguidores, una mujer y un hombre, estos reaccionaron con agresividad e intentaron quitarle el teléfono celular, «pero no lo consiguieron».