La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció al menos 478 detenciones arbitrarias en enero de 2017, 20 más que en el anterior mes de diciembre.

En el informe mensual al que tuvo acceso DIARIO DE CUBA, la CCDHRN documentó 12 casos de agresiones físicas y 11 de hostigamiento a otros tantos opositores, «como parte de la política de represión intimidatoria contra opositores no violentos que ha prevalecido en Cuba durante casi seis décadas».

La organización hizo énfasis en que «el movimiento Damas de Blanco sigue siendo blanco prioritario de la represión política y, en las últimas semanas, las detenciones arbitrarias y los allanamientos vandálicos contra los militantes de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), así como el despojo de sus medios de trabajo (laptops, cámaras fotográficas, teléfonos móviles, etc) han sido ejecutados con una gran carga de odio político».

«Estamos siguiendo con gran inquietud la situación carcelaria del Dr. Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación, quien acaba de ser adoptado como prisionero de conciencia por Amnistía Internacional», señaló la CCDHRN.

La organización que preside Elizardo Sánchez mostró «igual preocupación» por la «detención arbitraria, durante varios días, de la licenciada Karina Gálvez, prominente intelectual miembro del  Consejo de Redacción de la revista independiente Convivencia, que dirige Dagoberto Valdés».

Alertó además de que «el número de prisioneros por motivos políticos en Cuba sigue estando por encima del centenar, de los cuales 55 son militantes activos de la UNPACU» y que «siguen empeorando las condiciones materiales y el maltrato a los reclusos en las 150-200 prisiones y campos de prisioneros existentes en la Isla».

«El Gobierno de la familia Castro continúa utilizando a los prisioneros como mano de obra semi-esclava en diversos trabajos con fines comerciales, incluyendo una significativa producción de carbón vegetal con destino a la exportación, principalmente hacia Europa y los Estados Unidos de América», concluyó el informe.

Fuente:Diario de Cuba