En la tarde de hoy (jueves 12 de enero), alrededor de la 1:00 pm, hora de La Habana, la artista Tania Bruguera se encaminaba a la ciudad de Baracoa cuando fue interceptada por la policía y llevada a la estación del Cotorro.

La excusa policial fue la inspección y aclaración de la documentación del vehículo en el que se trasladaba.

Dos horas después, miembros de INSTAR (Insituto de Artivismo Hannah Arendt) lograron hablar con ella y estaba aún en la estación, mientras se aclaraba que el vehículo no tenía ningún impedimento para transitar, multas pendientes o violación de la documentación reglamentaria.

En el momento en que esta declaración se redacta, 5.30 pm hora de Cuba, la comunicación con la artista y sus acompañantes sigue bloqueada.

Tania se dirigía a la ciudad de Baracoa con ayuda humanitaria para las víctimas del huracán Matthew, ayuda que había sido donada voluntariamente por individuos de dentro y fuera de Cuba.

Además, entraría en contacto con individuos y familias que ya han recibido la ayuda humanitaria de INSTAR en los últimos meses para reparar sus viviendas que tras el paso del huracán, quedaron parcial o totalmente destruidas.

A cinco horas del último contacto con la artista, INSTAR hace del conocimiento público que en este momento no se tiene ninguna noticia sobre donde se encuentra.

Queremos un país donde la solidaridad no sea penalizada; donde el Estado no rija la vida de los ciudadanos ni obstaculice no solamente su libre circulación, sino su derecho a decir lo que piensa.

Entre los proyectos sociales de INSTAR está el apoyar con acciones concretas en momentos en que nuestros compatriotas lo necesiten, y seguiremos haciéndolo.

INSTAR tiene entre sus misiones la contribución al desarrollo de una sociedad civil en Cuba, responsable y activa, que conquiste espacios que por más de 50 años le han sido vedados.

Colaborar, donar, preocuparse por el prójimo, canalizar las ayudas que de manera individual las personas quieran hacer no es privativo de un estado totalitario, y como ciudadanos continuaremos buscando el espacio para actuar; el que por derecho nos pertenece.