Denuncias

Mira bien esas fotos. Son todos cubanos. Quienes los agredieron también lo son. Pero la dictadura los lanza contra sus hermanos mientras unos pocos disfrutan de amplios privilegios. Las víctimas no pueden acudir a tribunales independientes para denunciar las agresiones de las que son objeto. Esta situación es inmoral e intolerable. Sus denuncias merecen ser investigadas de forma imparcial para confirmar su veracidad, pero en Cuba no pueden esperar ese acto de justicia.

La protesta ciudadana pacífica es un derecho. La violencia contra quien lo ejerce no lo es.

Quien cumpliendo órdenes superiores arremete contra seres humanos que solo defienden el derecho a expresar su opinión incurre en una acción criminal por la que puede ser encausado muchas décadas después de ocurrido el hecho. Ese fue el principio jurídico establecido desde los juicios en Núremberg que permitió que los esbirros de las dictaduras latinoamericanas fuesen  identificados, capturados y sentenciados cuando ya se creían a salvo.

Las órdenes criminales del jefe no encarnan el mandato de la Patria como les hace creer la casta corrupta que hoy tiene el poder. Esa es una obediencia “indebida”. Embarrar la honra personal y asumir responsabilidad por cumplir órdenes inmorales al servicio de unos privilegiados no es solo criminal, sino estúpido. Colaborar con la tortura es un crimen internacional que viola convenciones y tratados de la que Cuba es signataria.

Definición de la tortura por las Naciones Unidas (Artículo 1 de la Convención de las Naciones Unidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes):

“A los efectos de la presente Convención, se entenderá por el término ‘tortura’ todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia.”


yiraide

Yriade Hernandez Aguilera Provincia de Santiago de Cuba. Coordinador de UNPACU. Arrestado por participar en la Campaña Pacífica # Todos Marchamos.

Conducida a una habitación donde fue golpeada y una mujer policía le mordió la oreja.

Aliuska Gómez, detenida por participar en el movimiento de las Damas de Blanco, conducida a una habitación donde fue golpeada y una mujer policía le mordió la oreja.


VIDEOS

Producto del trabajo realizado por los multiples colaboradores del proyecto “Represores Cubanos” los organismos policiacos y paramilitares en Cuba, han tomado nuevas medidas para evitar ser identificados. Tratan de bloquear la recepción de imágenes de las cámaras con espejos y la violencia con pancartas, pero aún así, están siendo identificados.

Si posee información sobre algún represor y desea colaborar con nosotros descargue la planilla y envíela al correo electrónico represorescubanos@gmail.com con los datos que tenga.

 

 

 

 

Share This