Fuerzas del régimen detuvieron este miércoles a varios activistas en La Habana y Santiago de Cuba y allanaron la vivienda en Pinar del Río de la editora de la revista Convivencia Karina Gálvez, informaron a DIARIO DE CUBA fuentes de la disidencia interna.

El director de Convivencia, Dagoberto Valdés, dijo que fuerzas del régimen realizaban un registro en la vivienda de Gálvez desde horas de la mañana.

La casa de Gálvez es donde se reúne habitualmente el equipo del proyecto independiente.

«No dejaron entrar ni a su hermana ni a su cuñado. Nosotros estamos en la esquina hasta donde nos han dejado llegar, pendiente de la situación», declaró Valdés.

«Karina está dentro», con los oficiales de la Seguridad del Estado y la Policía que están ejecutando el registro, advirtió.

«Fueron a casa de los padres a buscarla, la trajeron en un jeep de la guardia operativa de la Policía y ahí continúan», añadió.

Más tarde, el sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo declaró a DDC que Gálvez fue «conducida bajo arresto» hacia la sede del Departamento de la Seguridad del Estado tras haber sido «precintada su vivienda».

Desde La Habana, Lázara Eumelia Ayllón Reyes, viuda del opositor Félix Bonne, fallecido el pasado viernes, dijo que tenía programado esparcir las cenizas de su esposo en el Malecón habanero, cerca del famoso restaurante 1830, a las 10:00 de la mañana de este miércoles, pero decidió suspenderlo «porque a muchos de los amigos y opositores que tenían previsto asistir no los dejaron llegar» las fuerzas del régimen.

Ayllón Reyes dijo que desconocía el paradero de la exprisionera del Grupo de los 75 Martha Beatriz Roque.

«No tengo idea de dónde pueda estar. Estoy intentando comunicar», añadió.

Roque había sido arrestada. Horas después, una vez liberada, la opositora confirmó a DIARIO DE CUBA que estuvo detenida «en la unidad de Aguilera desde las 9:00 de la mañana (del miércoles) hasta las 2:30 de la tarde» junto a Agustín Figueroa Galindo.

Uno de los pocos que pudo llegar al lugar donde tenían previsto reunirse los allegados de Bonne fue el abogado disidente René Gómez Manzano.

«Recibí dos visitas de oficiales de la Seguridad del Estado sugiriéndome y exhortándome a que no asistiera. Pero finalmente pude salir y llegar al lugar», explicó Gómez Manzano.

Dijo que entre los asistentes al esparcimiento de las cenizas estaban opositores, familiares «y un diplomático de la Embajada de Estados Unidos, el consejero de Asuntos Políticos, Derek Wright».

Otros de los detenidos el miércoles en La Habana fue el médico Oscar Elías Biscet, también miembro del Grupo de los 75, arrestado sobre las 9:25 de la mañana, al salir de su casa, según confirmó su esposa, Elsa Morejón.

Por la tarde, después de haber sido puesto en libertad, Biscet confirmó a DDC que estuvo bajo arresto «en una unidad del Cotorro». Dijo que tenía prevista «una reunión en un parque del Vedado para conversar sobre el Proyecto Emilia».

Durante la detención fue amenazado que de continuar adelante con la iniciativa estarían vigilándolo y que podría ser llevado a prisión.

La esposa de Biscet había señalado que un policía advirtió al médico opositor que «no podía salir de la casa», pero «él le respondió que lo haría».

En Santiago de Cuba, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, denunció el arresto este miércoles, en Contramaestre, de dos jóvenes activistas de la UNPACU que iban a La Habana, Katerine Mojena y Yadira Serrano, a gestiones en la embajada de Perú para responder en ese país a una invitación del Instituto Político para la Libertad de Perú.

También confirmó a DDC la detención Yunier Aguilera, concursante de un concurso musical promovido por la organización, cuando llegaba a la sede principal de la organización.

La UNPACU ha sido blanco de una intensa campaña represiva desde mediados de diciembre pasado.

Según Ferrer, también integrante de los 75, este martes fueron arrestados en Santiago los activistas Jesús Romero y Alexis Rodríguez, acusados de «poner un cartel opositor en centro de la ciudad».

El mismo día fue arrestado uno de los coordinadores de la UNPACU, Ovidio Martín Castellanos, en un operativo en el que participaron «más de 50 efectivos de las fuerzas represivas», añadió el líder opositor.

Recordó asimismo que el activista Wilder Cervantes Cusa lleva tres días detenido y las autoridades lo acusan de un «falso delito de desorden público». Mientras, Samuel Leblan Pavón lleva cinco días preso.

Los niveles de represión, van «en incremento», advirtió Ferrer, cuya organización tiene 50 presos políticos y varios activistas «amenazados de ir también a prisión», además de haber sufrido desde el pasado 18 de diciembre el «allanamiento de 21 viviendas de activistas de la UNPACU».

«Cuando un tirano hace lo que está haciendo Raúl Castro y el mundo muestra indiferencia, al pueblo oprimido no le queda otra opción que poner mártires», dijo Ferrer.

Fuente:Diario de cuba