El ministro del Interior Carlos Fernández Gondín, falleció este sábado en La Habana «a causa de complicaciones con una enfermedad crónica» a los 78 años, según indica una nota del Consejo de Ministros y reproduce la estatal Prensa Latina.

Fernández, también general de división, ocupaba la cartera de Interior desde octubre de 2015, cuando sustituyó a otro histórico, Abelardo Colomé Ibarra, quien solicitó a Raúl Castro su jubilación en esa fecha.

Sus restos serán cremados y sus cenizas expuestas en el panteón de los veteranos del cementerio de Colón en la capital cubana, donde permanecerán hasta su inhumación en el mausoleo del II Frente Oriental «Frank País».

Fernández Gondín nació en Santiago de Cuba en 1938. Se implicó en las luchas clandestinas contra el Gobierno de Fulgencio Batista.

Fue miembro del Ejército Rebelde desde abril de 1958 en el II Frente Oriental «Frank País».

Tras el triunfo de la Revolución, participó en los combates de Bahía de Cochinos y ocupó altos cargos en la FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias) y el MININT (Ministerio del Interior).

Estuvo en Angola, donde fue designado como segundo jefe de la misión militar y donde participó en la batalla de Quifandongo, en las proximidades de Luanda, según explica la nota del Consejo.

Fue fundador del Partido Comunista y miembro de su Comité Central. Desde 1993 fue diputado de la Asamblea Nacional.

Asimismo, integró la Dirección Nacional de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

El Gobierno lo agasajó con títulos como el de Héroe de la República de Cuba y la Orden Máximo Gómez de Primer Grado.

«La conducta del general de división Carlos Fernández Gondín es un ejemplo de fidelidad al Partido, al pueblo y a la Revolución», concluye el texto del Consejo de Ministros.

Como ministro del Interior, Fernández Godín era en la actualidad uno de los mayores responsables de ejecutar y vigilar las políticas del régimen contra las iniciativas pro democráticas y sus protagonistas en la sociedad cubana.

Fuente:Diario de Cuba