Fuerzas del régimen «asaltaron» simultáneamente este domingo a primera hora de la mañana la sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Santiago de Cuba y otras ocho viviendas de activistas en esa ciudad y Palma Soriano, informaron miembros de la organización a DIARIO DE CUBA.

Varias decenas de disidentes habrían sido arrestados, 12 de ellos en Palma Soriano y otros 10 en La Habana. Las detenciones podrían ser más de 80, advirtió el exprisionero de conciencia José Daniel Ferrer, líder de la organización, quien estuvo entre los apresados.

«Estamos evaluando los asaltos, los robos y las detenciones, pero la UNPACU mantiene su convocatoria a que salgamos a las calles a reclamar la libertad de los presos políticos y el fin de la brutal represión contra la sociedad civil y el pueblo de Cuba en general», dijo Ferrer a DIARIO DE CUBA instantes después de ser liberado. «Continuamos exhortando a los opositores y a la población a enfrentarse a esta infame tiranía», insistió.

La UNPACU había anunciado que a partir de esta semana retomaría las manifestaciones dominicales y había convocado a sus activistas en Oriente a acudir al Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad en El Cobre, Santiago de Cuba.

Alexei Martínez, integrante de la organización, dijo a DIARIO DE CUBA que las pérdidas por los operativos policiales de este domingo «han sido cuantiosas».

Según indicó la activista Liudmila Cedeño en su cuenta en Twitter, las autoridades se llevaron laptops, CD, teléfonos celulares y otros equipos utilizados por los disidentes.

Martínez dijo que además de la sede de la UNPACU, donde reside José Daniel Ferrer, entre las viviendas «asaltadas» estuvieron las de Ovidio Martín Castellanos, Leonardo Pérez Franco y Yeroslandy Calderín Alvarado.

Asimismo, la casa del preso político Geordanis Muñoz Guerrero, en la que estaban sus dos niñas y su esposa, Yenisey Jiménez Reina, quien fue arrestada.

Cedeño dijo que también fue allanada la vivienda de Yriade Hernández, otro de los coordinadores de la UNPACU.

Ferrer, uno de los miembros del Grupo de los 75 que rechazaron el exilio como condición para ser excarcelados y se encuentran bajo «licencia extrapenal», dijo que durante su detención fue llevado a una unidad policial de Micro 9.

«Un teniente coronel que nunca quiso dar su nombre vino con la vieja amenaza de que yo todavía tengo una sanción de privación libertad y que si sigo convocando a acciones que, según él generan delitos de desorden público, desacato, atentado y espionaje, me van a aplicar la ley», relató.

Agregó que también fue advertido de las consecuencias que pueden traerle comentarios «sobre líderes de la revolución».

«Esto tiene que ver con lo que he dicho y he publicado sobre el fallecido dictador Fidel Castro», señaló Ferrer. El oficial dijo «que me estoy burlando, que eso es grave, que es un delito que puedo enfrentar y sería bastante grave la sanción».

«Siempre les digo que se ahorren toda esa amenaza y para la prisión de inmediato si esa es la cuestión», aseguró Ferrer.

La UNPACU, que realiza constantes acciones sorpresivas en las calles, había dedicado la movilización de este domingo a uno de sus coordinadores, Víctor Campa Almenares, preso en la cárcel de Aguadores y en huelga de hambre desde el pasado día 10. También al grafitero Danilo Maldonado (El Sexto) y Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación, detenidos desde el 26 y el 30 de noviembre, respectivamente.

Asimismo, a todos los presos «por motivos políticos» y a las Damas de Blanco «que valientes e incansables durante más de 13 años han estado a la vanguardia de la lucha a favor de los presos políticos», señaló la organización.

La organización denunció el arresto de decenas de sus activistas este domingo.

Fuente:Diario de Cuba