Fuerzas del régimen impidieron en la mañana de este miércoles viajar a EEUU a Belkis Cantillo, líder del Movimiento Dignidad, según denunció ella misma a DIARIO DE CUBA.

«En el aeropuerto de Holguín me estaba esperando la Seguridad del Estado. Allí me llevaron a una oficina para ‘conversar’. No es un conversatorio, son amenazas. Y me dijeron: ‘Usted no puede viajar por un largo tiempo'», relató Cantillo.

Las autoridades no le dieron ninguna constancia por escrito de esta prohibición.

«No puedo viajar hasta que ellos lo decidan», denunció la activista.

Asimismo, Cantillo precisó que a la salida del aeropuerto la siguieron durante un tramo «dos carros de la policía política».

La activista viajaría a EEUU por «asuntos personales» e invitada por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba con sede en Miami.

Cantillo condenó, además, que desde el pasado mes de enero, cuando se creó el movimiento que dirige, las fuerzas del régimen establecieron un punto de control en su poblado de residencia en Santiago de Cuba.

«En Palmarito de Cauto hay un punto de control desde que surgió el Movimiento Dignidad y dicen los oficiales de la policía política que ese punto no lo van a quitar porque ellos no saben el día que yo puedo hacer las cosas y que ellos tienen que estar preparados para todo», contó Cantillo.

Tanto Cantillo como otras activistas del Movimiento Dignidad han sufrido el acoso de la Seguridad del Estado en los últimos meses.

En enero, la líder fue detenida por 96 horas y tuvo que dormir en prisión sobre el cemento, porque no había un colchón.

Las mujeres del Movimiento Dignidad que lidera Cantillo han sufrido varias «acciones represivas» del régimen: fueron «expulsadas» del Santuario de El Cobre, han recibido «amenazas» y sus viviendas han sido «allanadas», según han denunciado.

El Movimiento Dignidad reclama la amnistía incondicional e inmediata para todas las personas actualmente detenidas por supuesta «peligrosidad predelictiva» y la supresión en el Código Penal de ese concepto arbitrario, así como el monitoreo nacional e internacional de las prisiones para que cesen los asesinatos, torturas y maltratos en ellas.

Fuente:Diario de Cuba