Yeroslandis Calderín tiene 26 años de edad, había sido detenido por cuatro horas en agosto y diciembre de 2016 y se suma ahora la «ola reprersiva» destada contra disidentes al oriente de Cuba.

Fuerzas de la policía política y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) practicaron un registro domiciliario y se llevaron detenido al joven activista de 26 años de edad Yeroslandis Calderín, miembro de Unión Patriótica de Cuba, (UNPACU).

La información la ofreció el opositor de esa organización Marioldis Delgado Romero, quien aseguró que Calderín fue conducido a la unidad policial y hasta el momento no ha sido liberado.

“Se llevaron memorias flash, algunos artículos y materiales de oposición”, aseguró Delgado Romero.

El martes pasado durante el juicio al disidente Tomás Núñez Magdariaga en la misma localidad, Yeroslandis Calderín fue amenazado por “el agente Nolberto”, tal como había relatado a Martí Noticias en ese entonces y confirma hoy la fuente.

En comunicación con la activista Rosa María Santana, residente en el mismo municipio la misma confirmó la detención del opositor y el “uso excesivo de la fuerza” en el allanamiento de este jueves.

“Se encontraban varios oficiales de la Seguridad del estado como el capitán ‘Nolberto’, ‘Adolfo’, ‘Yuniel’ y otro oficial del que ahora no tengo el nombre”, dijo Santana añadió que les acompañaban varios policías de uniforme.

Calderín había sido detenido por cuatro días en agosto y diciembre de 2016, respectivamente. También fue multado, refirió Rosa María Santana.

El lunes pasado fuentes de UNPACU notificaron la detención de Núñez Magdariaga, de 66 años de edad, bajo sospecha de estar implicado en un “sacrificio ilegal de ganado vacuno”. Según testimonios de los opositores el detenido fue entonces acusado por “una contravención”, relacionada con una multa sin pagar debido a que le achacan carteles aparecidos en Palma Soriano.

Núñez Magdariaga fue sancionado a seis meses de prisión y hasta el momento de redactar esta nota esperaba a ser trasladado a un centro penitenciario en Santiago de Cuba.

Fuente:Martí Noticias