cobre

«Cuando hablaba por teléfono con Belkis Cantillo, se interrumpió la comunicación y no tenemos más noticias», dijo José Daniel Ferrer, quien criticó fuertemente al funcionario del Arzobispado y al Arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García.

Fuerzas combinadas de la policía y la Seguridad del Estado, lanzaron este sábado un operativo contra catorce mujeres vinculadas a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que estaban albergadas desde el viernes en el Hostal de El Cobre, en Santiago de Cuba, que atienden las monjas de la orden Hermanas Sociales.

El grupo encabezado por Belkis Cantillo, se encontraba formalmente registrado en el Hostal, y pensaban asistir este domingo a la misa en la Basílica del Cobre.

A las 10 de la noche ya las damas habían sido trasladadas algunas a Palma Soriano y otras a Palmarito, según declaró a Martinoticias.com Yoanna Quesada, una de las que acudió a El Cobre para la misa dominical.

Explico que a las 5:30 pm, el sujeto que se identificó como Enrique, y alegando ser el “dueño de la hospedería”, dijo que esta era solo para el uso de los extranjeros y les exigió salir del local. Tras agredir verbalmente a Belkis Cantillo llamó a la policial local y desde entonces se mantuvo el acoso y asedio contra las opositoras.

La residencia de Yoanna, al igual que la de otras opositoras fue allanada en horas de la mañana del sábado y su esposo, Yosmani Maraña Díaz, activista de UNPACU, fue amenazado con ir a la cárcel y con una citación para el lunes en las oficinas de la PNR en Palmarito.

En conversación telefónica con Martinoticias.com, Moraima Díaz Pérez, denunció el acoso a las damas en el Santuario Nacional. Según Díaz Pérez, el capitán de la policía al frente de la zona de El Cobre insistía en que fueran trasladadas a Santiago de Cuba o las zonas de residencia de las opositoras. Y en caso de que no lo hagan de forma voluntaria intentaran por la fuerza el traslado.

“En cuatro años que vengo asistiendo a misas no he visto nada parecido”, dijo Moraima Diaz.

Algunas de las mujeres fueron llevadas a los autos patrulleros, mientras que Belkis Cantillo intentaba defender la posición de las damas y su derecho a ir a misa ante el oficial de la policía y el encargado de la hostería.

José Daniel Farrer, dirigente de UNPACU, denunció en un video que la operación policial se produjo luego de que el Administrador del Arzobispado de Santiago de Cuba, nombrado Enriquito, se presentó en la hospedería y le pidió a las mujeres que abandonaran el lugar.

«Cuando hablaba por teléfono con Belkis Cantillo, se interrumpió la comunicación y no tenemos más noticias», dijo Ferrer, quien criticó fuertemente al funcionario del Arzobispado y al Arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García.

Ferrer afirmó que en la madrugada del sábado, agentes de la seguridad allanaron la residencia de Cantillo y luego de practica un minucioso registro se llevaron detenida a su hija Marta Beatriz Ferrer, quien tiene seis meses de embarazo, y es hija también del dirigente de UNPACU. José Daniel Ferrer.

«También arrestaron y golpearon y mi hija Fátima Victoria, de 19 años, en dos ocasiones», subrayó Ferrer, quien denunció en el video el arresto de otros varios miembros de UNPAU.

Martinoticias continuará al tanto del desarrollo de esta información.

Fuente:Martí Noticias