Lázaro Arencibia Martínez es un represor de cuello blanco que reprime por razones ideológicas a especialistas prestigiosos de su institución, solo por obedecer a la paranoia ideológica de las autoridades de la Seguridad del Estado que mandan y deciden sobre la vida y destino de la comunidad científica.