Sergio Morales Vera, presidente del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Camagüey.

Bajo la presidencia de Morales Vera fue separado definitivamente de ese organismo el escritor Pedro Armando Junco López. Dos funcionarios del Comité Provincial que se presentaron en su vivienda el 3 de agosto de 2020 le explicaron que la decisión contra Junco se tomó, “por actuar en franca contradicción con los principios, estatutos y reglamentos de la UNEAC”.

Días antes Junco había publicado en su perfil de Facebook una carta abierta al gobernante Miguel Díaz-Canel en la que cuestionaba la apertura, sin consultar con el pueblo, de “tiendas solo para quienes tengan divisas extranjeras”, e instaba al gobierno a que “deje de perseguir a los productores” y “permita que el pescador, pesque; que el agricultor siembre, que el ganadero críe… Pero deje al pescador que venda libremente su producto del mar, que el cosechero se las ingenie y comercialice sus siembras sin que medie el Estado, que el campesino mate su res y la venda al precio que le venga en ganas y se la compre el que pueda; porque por muy injusto que parezca, mayor injusticia es venderle al proletariado en una moneda que no circula en Cuba y a la que solo quienes tienen apoyo desde el exterior, pueden adquirirla”.

Junco  señaló posteriormente en Facebook que “para nada me ha sorprendido esta violación del artículo 54 de la Ley de Leyes (Constitución), recientemente promulgada: ‘El Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión’”

http://www.uneac.org.cu/noticias/en-camaguey-favor-de-una-uneac-cohesionada-y-acorde-los-desafios-actuales