Darío Torres Barrios  (¿Amel Morejón?)

Oficial de la Seguridad del Estado. Desde 2016 ha cometido contra activistas de la sociedad civil maltratos, vejaciones, persecuciones, amenazas y decomisos de lotes de juguetes adquiridos para donarlos a niños necesitados. Torres Barrios (o Amel Morejón según lo llaman otros oficiales y de acuerdo al apellido de su abuelo paterno) desarrolla su actividad represiva en  varios municipios de la provincia de Matanzas, entre ellos Cárdenas,  Jovellanos, Perico y la cabecera provincial. En enero de 2017 fue presentado como el oficial del G-2 que atendería el municipio de Perico. Se cree que reside en la ciudad de Cárdenas o en el poblado de Guásimas, cerca de Varadero.