Morejón Martín es la directora de la Escuela Secundaria Básica “América Latina”, en Nuevitas Camagüey. No hizo nada por sancionar o disuadir a tres estudiantes que golpearon a la hora de salida y llamaron “judío jodío” a Liusdan Martínez Lescaille, de 12 años, que cursa el 7mo. grado en la escuela que ella dirige. Uno de ellos le quitó de la cabeza la kipá de su religión y la pisoteó. Dos de los padres de los agresores, son oficiales del Ministerio del Interior y la tercera es funcionaria del Poder Popular. El niño agredido y sus familiares son judíos sefarditas Bnei Anusim.

Morejón Martín participó después en una comisión escolar que prohibió a Liusdán asistir a clases cubriéndose la cabeza con la kipá como ordena la religión judía ortodoxa de su familia

Para justificar su decisión la Comisión invocó la resolución ministerial 357 del 2015, que se refiere al uso del uniforme escolar, pero en el caso de Liusdán y su comunidad se trata de otra seria violación de sus derechos religiosos que ignora lo que prescriben sus libros sagrados, como ya ocurrió antes en Nuevitas con la práctica ritual de la circuncisión a los varones recién nacidos.