La Sra. Averech ha sido clasificada como represora violenta por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) por incitar públicamente el odio contra la comunicadora Yoani Sanchez y así abrir la posibilidad de actos de violencia contra la conocida bloguera cubana.  Este ataque se produce en un momento en que el gobierno intensifica su propaganda de guerra contra los ciudadanos.

En ese peligroso contexto la periodista cubana Yoani Sánchez responsabilizó a Mayra Averich, presidenta ejecutiva de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, ETECSA, “por cualquier daño que suframos mi familia o yo a partir de la difusión de este mensaje de odio y misoginia en mi contra.

Un represor violento no es solo el que golpea a un opositor pacífico, sino el que incita, fomenta y propicia el ejercicio de la violencia. Así esta establecido en las normas internacionales. Es importante que los funcionarios del gobierno y el Partido sepan que sus acciones tienen responsabilidades individuales ineludibles que no prescriben con el tiempo.