Ladrón de Guevara Cruz es la presidente del Comité de Defensa de la Revolución, organización vecinal de control y delación supervisada por la policía política, en la cuadra donde reside en la ciudad de Holguín la familia Miranda Leyva, miembros de la opositora Unión Patriótica de Cuba.

Desde su cargo, esta señora ayudó a coordinar con el Teniente Coronel de la Contrainteligencia Alejandro un bochornoso acto de repudio perpetrado el 26 de septiembre de 2020 contra la vivienda de los Miranda Leyva. Los sitiados han denunciado que durante el asedio les “lanzaron ladrillos, destrozaron la puerta y la ventana; invadieron nuestra casa, quemaron nuestra cocina y destrozaron los pocos bienes que teníamos”, así como que los amenazaron de muerte. Los agentes de la policía presentes no hicieron nada por evitar los destrozos.

Durante una directa a través de Facebook en medio del sitio a su vivienda, Ada Iris Miranda Leyva, madre de dos niños, relata que Ladrón de Guevara Cruz “dijo así, riéndose y changueándose, ‘Ella (Ada Iris) está denunciada y la próxima semana la van a recoger por mala madre’”.

Entre otras formas de acoso a su familia Ada Iris ha sido amenazada de privarle legalmente de la patria potestad sobre sus hijos, Tahimí Rodríguez Miranda y Alain Michel Rodríguez Miranda, de 14 y 12 años respectivamente.

Cuatro miembros de esta familia fueron declarados Prisioneros Políticos y de Conciencia por Amnistía Internacional, según Urgent Action 25/6001/2017 el 03/31/2017. Posteriormente la organización emitió varias acciones urgentes a favor de ellos.