Una familia de activistas holguineros condenados a un año de prisión y cuya sentencia fue ratificada el lunes, denunció que la vista de apelación «estuvo totalmente amañada» y que recibieron «amenazas» por parte de fuerzas del régimen.

En un comunicado enviado por el Directorio Democrático Cubano a la redacción de DIARIO DE CUBA, «Anairis y Adairis Miranda Leyva, Fidel Manuel Batista Leyva y la madre Maydolis Leyva Portelles, reafirmaron su compromiso de lucha con la libertad para Cuba, a pesar de la ratificación de sus sentencias a un año de prisión para los tres hermanos y un año de arresto domiciliario para la madre, en juicio celebrado en el Tribunal Provincial de Holguín».

La familia de activistas del Comando Olegario Charlot Spileta, afiliado al Movimiento Cubano de Reflexión, denunciaron que fueron «amenazados de muerte por parte del militar castrista Freddy Agüero».

Anairis Miranda Leyva declaró que el juicio de apelación del lunes «estuvo totalmente amañado y militarizado por las fuerzas del régimen castrista, como el delegado del MININT de la provincia de Holguín, el jefe de la Seguridad del Estado, el Teniente Coronel y Jefe de Procesamiento Ángel Urgelles, el Jefe de Patrullas el Teniente Coronel Carmenate», entre otros miembros del Ministerio del Interior.

Según el testimonio de la activista, recogido en el texto del Directorio Democrático, «el Fiscal Fernando Sera volvió a insultarles con un acto de repudio».

Miranda Leyva «denunció que el Mayor de Enfrentamiento, Freddy Agüero, les amenazó de muerte al decirles que ‘cuando ellos fueran a la prisión le iban a quitar la vida unos reclusos’. Y que además le envió un recado con el activista de derechos humanos Denis Pino Basulto ‘que la caja fúnebre para velarlos ya estaba lista y que tenían una caja de cerveza para ellos celebrar'».

Pino Basulto fue el único activista a quien le fue permitido presenciar el juicio, más tarde detenido por Agüero, añade la declaración.

«Mis hermanos y yo seguiremos siendo activistas y defensores de derechos humanos,  y entraremos en una huelga de hambre por la libertad de todos los presos políticos del Movimiento Cubano de Reflexión, por la libertad del Dr. Eduardo Cardet y por la nuestra», dijo Miranda Leyva al Directorio Democrático Cubano vía telefónica.

Por su parte, Maydolis Leyva Portelles, madre de los tres activistas, quien cumplirá un año de arresto domiciliario, declaró al Directorio Democrático Cubano: «Yo estoy responsabilizando ante la opinión pública internacional, primeramente al dictador Raúl Castro, principal causante de tantos crímenes y atropellos en esta Isla de Cuba, responsabilizo por la vida de mis hijos al Delegado del MININT, al Jefe de la Seguridad del Estado de aquí de Holguín y por supuesto a Freddy Agüero. Todo lo que le ocurra a mis hijos dentro de prisión es culpa de todos ellos».

«Los activistas esperan ahora el término de 15 días para el tribunal procesar la sentencia y otra semana más para recibir la cita de su entrada a prisión», precisa el Directorio.

Anairis Miranda Leyva agradeció «a todos los que se han interesados por ellos y especialmente al ejemplo recibido de los líderes de la oposición y expresos políticos, Jorge Luis García Pérez ‘Antunez’ y Librado Ricardo Linares García».

Los miembros de la familia holguinera fueron procesados por un cargo de «difamación a los mártires de la Patria y desorden público» a raíz de la muerte de Fidel Castro.

Fuente:Diario de Cuba