El coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, denunció este sábado que sigue recrudeciéndose la represión contra la organización en el oriente de la Isla, donde las «fuerzas especiales armadas como para la guerra» continúan «asaltando viviendas de opositores pacíficos y defensores de derechos humanos».

Ferrer informó a través de su cuenta en la red social Twitter que la UNPACU registró un «nuevo asalto al hogar de Belkis Cantillo».

Precisó que ocurrió «esta vez en represalia por burlar la vigilancia y llegar con diez mujeres al Santuario de la Virgen del Cobre, en Santiago de Cuba».

En hechos que vincula a un «aumento de los crímenes de la tiranía», Ferrer lamentó igualmente que «Martha Beatriz Ferrer, joven gestante (de seis meses de embarazo) fue detenida por fuerzas de asalto del MININT».

El coordinador de la UNPACU recordó que este sábado se cumplen cuatro días de la detención del miembro de la Dirección Nacional de la organización Ovidio Martín Castellanos, así como de los activistas Jesús Romero y Alexis Rodríguez.

Por otra parte, añadió que también se cumplen ocho días del «arresto arbitrario» de Samuel Leblan Pavón, a quien «la Policía Política trasladó a prisión».

Con Leblan Pavón serían 51 los presos políticos que contabiliza la UNPACU, según Ferrer.

Por último, recordó el caso de la prisionera Lisandra Rivera Rodríguez, quien «continúa en celda de castigo en pésimas condiciones».

El jueves Ferrer explicó a DIARIO DE CUBA que Rivera Rodríguez llevaba 12 días en aislamiento y había sido «notificada que tenía que cumplir en esa celda de castigo, en condiciones infrahumanas, tres meses».

«La razón, porque dicen que ella no quiere reeducarse. Reeducarse significa cantar consignas a favor del régimen, rendir honores como si fuese militar a la jefa de la prisión y ella se niega valiente y dignamente a acatar todas esas condiciones», señaló.

Fuente:Diario de Cuba